+54 (221)644-1230

cig@cig.museo.unlp.edu.ar

Tomás G. Fuentes

tfuentes@cig.museo.unlp.edu.artfuentes@cig.museo.unlp.edu.arBecario Doctoral CONICETAyudante de Segunda UNLP

Tema de Trabajo

Título

Evolución volcánica y petrológica del volcán Lanín, un estratovolcán de arco, Neuquén-Argentina

El volcán Lanín (3772 msnm) se ubica en el extremo sur de la provincia de Neuquén, sobre el límite internacional con Chile. El Lanín forma parte de la cadena volcánica Villarrica-Quetrupillán-Lanín, que se extiende a lo largo de 60 kilómetros con  rumbo  N50°W.  En el edificio volcánico se reconocen cuatro unidades principales a partir de criterios geomorfológicos y geoquímicos (Lara et al., 2004), las cuales fueron divididas en diferentes  subunidades de menor jerarquía. La primera unidad (desde lo más antiguo a lo más joven), ubicada en el sector argentino, está representada por un conjunto de lavas de composición dacítica, las cuales no han sido datadas aún, pero se estima que son más antiguas que 200 ka. Dicha unidad conformaría un edificio volcánico antiguo. La segunda unidad se caracteriza por la intercalación de sucesiones lávicas de composición basáltica y andesitas basálticas junto con depósitos volcaniclásticos. Esta unidad, junto con la primera, sufrió una marcada erosión durante los diversos episodios de glaciación cuaternaria, generando depósitos glaciales volcaniclásticos (Rabassa et al., 1990). Dentro de la misma, el registro más antiguo (Subunidad “Andesitas Rio Malleo”) se estima que  no supera el Pleistoceno medio-tardío por correlación con unidades volcánicas de similares características geomorfológicas datadas para otro volcán de la zona por Vinze et al., (1998) (“Andesita Pino Santo” ca. 90 ka.). Las siguientes unidades (tres y cuatro) no presentan rasgos de erosión glacial y se las considera post-glaciales (Rabassa et al., 1990), donde intercalan basaltos, andesitas y dacitas. Dentro de estas, las unidades volcánicas más jóvenes presentan edades  14C de 2,170±70 años AP (Lara et al., 2004). Las últimas tres unidades, en su conjunto, constituyen el edificio volcánico actual. Las subunidades efusivas más jóvenes, de composición basáltica, tienen origen en el cráter central y han alternado con erupciones laterales de similar composición.